La salud bucodental

Salud Bucodental

Patologías respiratorias y la salud oral

CONSEJOS AL PACIENTE

Desarrollar unas condiciones sanitarias de higiene oral adecuadas, sobre todo en aquellos paciente más sensibles y que hayan de permanecer una larga temporada en un centro hospitalario.

Mantener las medidas de correcta higiene bucodental, utilización de dentífrico y colutorio, cepillo y seda dental adecuado a las características del paciente. De esta forma evitará la aparición de placa dental y el desarrollo de la enfermedad periodontal.

Revisión periódica por el dentista.  

Mantener una correcta limpieza y desinfección de los aparatos de ortodoncia y prótesis dentales para evitar infección de la cavidad oral e inhalación de agentes patógenos.

No fumar y evitar ambientes con mucho humo.

 

ENFERMEDAD PERIODONTAL

En caso de un exceso de placa dental, con presencia de enfermedad periodontal, pueden aparecer diversas afectaciones a nivel de sistema respiratorio. Destacan la aparición de complicaciones en pacientes a nivel hospitalario y/o con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

 

EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) también se encuentra asociada a una higiene bucodental deficiente y presencia de enfermedad periodontal.

Hay estudios que demuestran que un enfermo de EPOC tiene un mayor riesgo de padecer enfermedad periodontal, y por otro lado, un paciente con enfermedad periodontal tiene una mayor exacerbación de la EPOC.

PACIENTES HOSPITALIZADOS

En un paciente hospitalizado es posible que por la inmovilización y problemas de una higiene bucodental no adecuada, el biofilm bacteriológico natural de las personas puede ser sustituido por las bacterias habitualmente presentes en el hospital (nosocomiales).
Por otro lado, estos pacientes pueden tener disminuidas ciertas capacidades como la de tragar y el flujo saliva, lo que incrementa la presencia de bacterias en la cavidad oral.

INFECCIÓN NOSOCOMIAL

El incremento de bacterias patógenas en cavidad oral de origen hospitalario puede llegar por inhalación a pulmones, originando una grave infección a este nivel (pneumonia nosocomial). Estas infecciones suelen ser difíciles de tratar ya que están provocadas por bacterias muy resistentes y agresivas.

INFECCIÓN POR RESPIRADOR

Aquellos pacientes que no pueden respirar por sí mismos y en los que es necesario un sistema de ventilación mecánica asistida, la presencia del tubo del respirador que llega a los pulmones pasando a través de la nariz o tráquea, puede ser utilizado por las bacterias patógenas como camino para viajar desde la cavidad oral hasta los pulmones, desarrollando una pneumonia asociada al ventilador (hasta 25% de pacientes intubados), siendo una de las principales causas de muerte por infecciones nosocomiales.

 

Subir
Promoción especial
facebook mail Copyright © Euskaldent 2011 • diseña metroymedio