La salud bucodental

Salud Bucodental

La enfermedad cardiovascular y la salud oral

CONSEJOS AL PACIENTE

Mantener una correcta higiene bucodental, utilización de un dentífrico y colutorio, cepillo y herramientas de limpieza interdental adecuadas a cada paciente. Es importante que el dentífrico y el colutorio tengan un antiséptico de uso diario para prevenir la aparición de enfermedad periodontal.

En pacientes fumadores, recomendar el abandono de este hábito.  

Mantener unos hábitos de vida saludable como una dieta equilibrada, control de peso y realización de ejercicio moderado.

Controlar la presión arterial ya que una presión arterial alta es uno de los grandes factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Realizar visitas periódicas al dentista (entre una y dos veces al año) para mantener una correcta salud bucodental.

ENFERMEDAD PERIODONTAL


La enfermedad periodontal, cuando se presenta de forma crónica, se vincula con enfermedades cardiovasculares.

La razón de esta relación se atribuye a la entrada en el torrente sanguíneo de bacterias originarias de la boca, como factor de riesgo cardiovascular directo y también con un incremento del riesgo de ateroesclerosis.

Ateroesclerosis

La ateroesclerosis es un proceso caracterizado por el desarrollo de placas de ateroma en la luz de las arterias.

La enfermedad periodontal es un factor de riesgo que puede llegar a promover la formación y desarrollo de las placas de ateroma.

Estenosis

La estenosis es la situación clínica de disminución de la luz vascular, donde se ocluye el vaso impidiendo la circulación sanguínea.

La estenosis puede producirse porque la placa de ateroma crece hasta ocupar todo el diámetro interior del vaso sanguíneo.

Desprendimiento del trombo

El desprendimiento de un fragmento de placa, o la formación de un trombo dentro del torrente circulatorio, puede ocluir un vaso de menor diámetro por el que circule, bien porque sea un capilar de diámetro menor al trombo, o un vaso mayor con la luz reducida patológicamente por una placa de ateroma.

ICTUS ISQUÉMICO

El ictus isquémico se produce cuando un vaso arterial que irriga el cerebro se ocluye por la llegada de un trombo: las neuronas de la zona posterior a la oclusión no reciben sangre, no pueden oxigenarse y al cabo de unos minutos mueren. Este proceso también es conocido como accidente cerebro vascular isquémico.

INFARTO DE MIOCARDIO

El infarto de miocardio se produce cuando una de las arterias coronarias se ocluye completamente, entonces al no llegar sangre con oxígeno, las células miocárdicas de la zona afectada acaban muriendo, no habiendo regeneración.

Dependiendo de la extensión y de la zona afectada puede alterar el funcionamiento normal del corazón, pudiendo llegar a ser mortal.

LESIÓN ENDOTELIAL

Los liposacáridos y proteínas de la respuesta aguda de la inflamación producida por la infección, provocados por las bacterias causantes de la enfermedad periodontal se desplazarán por el torrente sanguíneo.

Estas sustancias al circular por el torrente sanguíneo causan daños estructurales en los vasos.

HEMORRAGIA INTERNA

Los daños estructurales de los vasos sanguíneos incrementan la fragilidad de los mismos. Esta fragilidad favorece la aparición de episodios hemorrágicos, los cuales dependiendo del órgano afectado pueden llegar a ser mortales.

 

Subir
Promoción especial
facebook mail Copyright © Euskaldent 2011 • diseña metroymedio