La salud bucodental

Salud Bucodental

El bruxismo y la salud bucodental

CONSEJOS AL PACIENTE

Reducir la actividad al atardecer, descansar una hora antes de ir a dormir.  

Utilizar técnicas de relajación antes de ir a dormir.

Evitar alcohol, café y otras sustancias excitantes horas antes de ir a dormir.

No fumar, y si es posible, evitar fumar al inicio del anochecer.

Utilizar protectores oclusales, ya sean blandos o rígidos, para evitar el deterioro dental.

En caso de que persista el Bruxismo, consultar al médico para recibir tratamiento farmacológico (relajantes musculares, antidepresivos, etc).

EL BRUXISMO

Es una anomalía de los hábitos masticatorios caracterizada por rechinar y apretar los dientes de forma excesiva. Esta anomalía es destructiva para las piezas dentales, generándose grandes desgastes de las piezas dentales y dolor orofacial.

A nivel de mordedura también se pueden apreciar otros efectos como mordedura de lengua, labios, cara interna de las mejillas…

Ante un situación de bruxismo crónico, la articulación temporomandibular (ATM) se puede llegar a ver muy afectada y comprometida.

FACTORES

PSÍQUICOS / HÁBITO ORAL NEURÓTICO / ANSIEDAD / STRESS

La ansiedad es el factor psíquico más importante asociado al Bruxismo, existiendo evidencias de un incremento en la tensión muscular de los músculos maseteros en periodos de stress o nerviosismo.

EXTERNOS / DESORDENES OCLUSALES

Una mal posición dental o una deficiencia oclusal pueden provocar cambios en la actividad muscular al no poder relajarse correctamente. En estos casos es eficaz el tratamiento ortodóncico porque reposiciona la mandíbula, permitiendo así su relajación.

ASOCIADOS AL SUEÑO / SUEÑO LIGERO / NO FASE REM

Los desordenes de los ciclos del sueño son la principal causa del Bruxismo nocturno. En estos desordenes también están implicados factores como el stress, ansiedad y desordenes respiratorios como episodios de apnea.

TIPOS DE BRUXISMO

BRUXISMO DIURNO / SOBRECARGA MUSCULAR MASETEROS

Habitualmente se caracteriza por apretadores de los dientes, aunque tambien pueden existir rechinamiento, generando una gran tension en la mandibula que provocara dolor mandibular e incluso cefaleas.

Generalmente se relaciona con estados de ansiedad o stress.

BRUXISMO NOCTURNO / RECHINAR DIENTES

En este caso predomina el rechinamento de dientes, aunque tambien existen episodios de apretamiento.

Suelen ser mas graves por no existir mecanismos de control durante el sueño. Se provocan desgastes de las piezas dentales anormales, hipersensibilidad dental y lesiones no cariosas.

CONSECUENCIAS

Disfunción temporomandibular, puede llegar incluso a limitaciones del movimiento mandibular.

Sonidos articulares.

Dolor e inflamación mandibular, provocadas por las grandes fuerzas tensionales que llegan a realizar dichos musculos.

Episodios de fatiga y rigidez muscular, sobre todo se presentan por la mañana y por la noche.

Hipersensibilidad: al rechinar los dientes de forma habitual, el esmalte se erosiona y cualquier estimulo sobre la pieza dental puede llegar a ser dolorosa (frío, calor, ácidos, etc).

Dientes desgastados, no se corresponden con el desgaste habitual o funcional, se observan piezas muy deterioradas por este desgaste.

Dolor de cabeza.

 

Subir
Promoción especial
facebook mail Copyright © Euskaldent 2011 • diseña metroymedio